La Regulación de Tiempo de Trabajo

Febrero 2012 | Octubre 2011 | Agosto 2011 | Junio 2011 | Abrile 2011 | Febrero 2011 |  2010 | 2009 | 2008 |

Actualización abrile de 2013

Actualmente, la Comisión está trabajando en una nueva propuesta para la Revisión de la Directiva relativa a la ordenación del tiempo de trabajo.

En virtud de lo dispuesto en la actual Directiva de la UE relativa a la ordenación del tiempo de trabajo (2003/88/CE), todos los Estados Miembros deben garantizar que los trabajadores tengan derecho a:

  • un límite de trabajo semanal de 48 horas de media, lo que incluye las horas extras
  • un periodo de descanso mínimo diario de 11 horas consecutivas cada 24 horas
  • una pausa de descanso durante el periodo de trabajo si el tiempo de trabajo supera las seis horas
  • un periodo de descanso semanal mínimo de 24 horas ininterrumpidas por cada periodo de siete días que se añadirá a las 11 horas de descanso diarias
  • vacaciones anuales retribuidas con una duración mínima de 4 semanas al año
  • protección especial en caso de trabajo nocturno, p. ej., la media de horas de trabajo no superará las 8 horas por cada periodo de 24, los trabajadores nocturnos no deben desempeñar ningún tipo de trabajo pesado o peligroso durante más de 8 horas por cada periodo de 24 horas, existe el derecho a evaluaciones gratuitas de salud y en determinadas situaciones, se transferirán a un día laboral.

La revisión de la directiva implicó una segunda fase de consulta con los interlocutores sociales (2012) que representan a las asociaciones de empleadores y sindicatos. En la UE, están representados formalmente por BUSINESSEUROPE (empresas privadas), CEEP (empleadores públicos) y UEAPME (pequeñas empresas). La Confederación Europea de Sindicatos (CES) representa a los trabajadores. Los interlocutores sociales europeos participan activamente para dar forma al debate de la UE sobre diversas cuestiones relativas al empleo y los asuntos sociales.

El diálogo de los interlocutores sociales llegó a su fin el 14 de diciembre cuando los interlocutores sociales no consiguieron llegar a un acuerdo sobre la propuesta de la Comisión. Según CES, existe una estrecha relación entre el horario de trabajo largo e irregular y los problemas de salud. Por lo tanto, la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores seguirá siendo el principal objetivo de todas las revisiones de la directiva. Por su parte, los empleadores declararon que habían hecho propuestas sustanciales y concretas para resolver el problema decisivo del tiempo de guardia y su relación, en algunos países, con el uso del acuerdo de no aplicación, que permite a los Estados Miembros reducir el límite del periodo de trabajo a partir de la semana 48. Además, señalaron que seguían dispuestos a analizar las propuestas de CES, principalmente, aquellas relativas a la última propuesta de los empleadores contra la que no se había presentado ninguna contrapropuesta.

A tenor de esta primera fase de consulta y de la evaluación del impacto, la Comisión tiene previsto publicar una nueva propuesta sobre la revisión de la Directiva relativa a la ordenación del tiempo de trabajo a principios del verano de 2013.

Actualización febrero de 2012

Los interlocutores sociales han mantenido dos reuniones formales en su intento por hallar una fórmula para la revisión de la directiva que satisfaga por igual a empresarios y trabajadores. Disponen de nueve meses para alcanzar un acuerdo.

La organización del empresariado europeo, BusinessEurope, está llevando a cabo negociaciones en nombre de los empleadores del sector privado. Se centra en las siguientes cuestiones:

• Tiempo de atención continuado - Las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo (TJE) relativas a la actual directiva han decretado que el tiempo de atención continuado que se invierte en el puesto de trabajo debería ser considerado como tiempo de trabajo, aunque los empleados estén descansando y no realizando sus funciones. BusinessEurope cree que el tiempo de atención continuado sólo habría de considerarse tiempo de trabajo si durante él los empleados ejercen su actividad.

• Mantenimiento de la no aplicación de la semana de 48 horas. En la actualidad se permite a los Estados miembros ofrecer a los trabajadores la posibilidad de no aplicar el límite de duración media máxima de 48 horas semanales y trabajar durante más tiempo si así lo desean. En estos momentos 16 países están haciendo uso de estas facultades. BusinessEurope desea conservar la opción de no aplicación.

• En opinión de BusinessEurope, otras sentencias del TJE en materia de vacaciones anuales y bajas por enfermedad retribuidas han creado problemas y costes para las empresas, y podrían ser perjudiciales para los intereses de los trabajadores.

Actualización octubre de 2011

Se espera que los debates de los agentes sociales para revisar la directiva –véase más abajo la pasada edición de este boletín- empiecen a principios de noviembre.
En una conferencia en Bruselas, un representante de Business Europe recalcó la importancia que los empleadores europeos conceden a las cuestiones de tiempo de disponibilidad, permiso por enfermedad y la posibilidad de no acogerse a las 48 horas. Business Europe representa las asociaciones patronales nacionales de la UE.

Actualización agosto de 2011

La principal preocupación de los miembros de Business Europe es el futuro de las disposiciones de la directiva que regulan las horas que los trabajadores están `de guardía’ o disponibles y el tratamiento del permiso por enfermedad. Los sindicatos han expresado su voluntad de negociar "todos los puntos que están causando problemas".
Se espera que las negociaciones empiecen en otoño. La fecha posible más temprana para la aparición del borrador de la nueva directiva sería 2012. Para conocer más detalles sobre las cuestiones debatidas y el mecanismo de los agentes sociales creado por los tratados de la UE, véase más abajo la actualización de febrero de 2011.

Actualización junio de 2011
Parece que las posturas de los agentes sociales – patronal y sindicatos –siguen siendo puestas respecto al futuro de esta directiva. Se espera que ambas partes decidan antes de finales de junio si inician negociaciones formales para una posible revisión de las reglas actuales.

Si los agentes sociales negocian, se espera que lleguen a un acuerdo sobre un nuevo texto que pueda ser remitido al Consejo (Estados Miembros) para su ratificación como directiva revisada. Si deciden no negociar – o si las negociaciones fallan – se dejará a cargo de la Comisión Europea que presente nuevas propuestas para debate usando el procedimiento de las instituciones de la UE (Parlamento, Consejo etc.)

Actualización abrile de 2011
La segunda ronda de consulta con los agentes sociales concluyó a finales de Febrero. No hay más noticias aún sobre el resultado de la consulta o, como se mencionaba en el boletín de febrero, sobre la intención de los agentes sociales de asumir ellos mismos la tarea de actualizar la directiva.

Actualización febrero de 2011
Como se anunció en la edición de diciembre de este boletín, la Comisión inició una segunda ronda de consultas sobre el futuro de esta directiva.

Esta consulta se dirige especialmente a los agentes sociales de la UE, pero pueden participar otras organizaciones interesadas. El plazo para las respuestas termina al final de febrero y la presentación de una nueva propuesta legislativa está prevista para el tercer trimestre del año.

Recordatorio: los agentes sociales son federaciones y asociaciones europeas que cuentan con un reconocimiento formal como parte del 'diálogo social' europeo (un mecanismo creado por los tratados de la UE para promover el diálogo entre los empleadores y los sindicatos).

¿Por qué esta nueva consulta?

Se quiere ampliar los resultados la consulta de 2010 en la que se invitó a los agentes sociales a expresar sus comentarios sobre la directiva actual y sobre las maneras de actualizar la normativa de la UE sobre horas de trabajo. Se establecen dos opciones posibles para el futuro:

Una revisión que se centre solo en las cuestiones relativas a las horas de disponibilidad y al descanso compensatorio.

o Tiempo de disponibilidad – la cuestión es en qué medida el tiempo de disponibilidad (se esté trabajando o no) se considera horas de trabajo. El Tribunal Europeo de Justicia (TEJ) en años recientes se ha pronunciado respecto a esta cuestión.

o Descanso compensatorio – o, específicamente, la distribución de los periodos de descanso diarios y semanales que compensen los periodos mínimos de descanso que no hayan sido disfrutados. Esto también ha sido tratado por el TEJ .

Cambios más amplios en relación con el tiempo de disponibilidad, el descanso compensatorio y las siguientes cuestiones:

o Mayor flexibilidad en los modelos de trabajo –por ejemplo: aumentar el periodo de referencia empleado para calcular el tiempo medio trabajado en algunos sectores (no especificados); mayor alcance de las negociaciones colectivas para decidir las disposiciones sobre las horas de trabajo.

o Conciliación Trabajo-vida personal.

o Trabajadores autónomos –actualmente es posible no aplicar a los directores/trabajadores que controlan la organización y duración de su propio tiempo de trabajo las regulaciones en materia de horas de trabajo. La CE sugiere que son necesarias definiciones más claras para decidir quién puede acogerse a esta exención.

o Contratos múltiples – esto hace referencia a trabajadores que tienen contratos simultáneos con diferentes empleadores u, ocasionalmente, con el mismo empleador. La CE quiere clarificar las regulaciones sobre esta materia.

o El alcance de la directiva - definir el concepto de “trabajador” y cómo, por ejemplo, dar cobertura a los voluntarios que no reciben remuneración.

o Opt-out –la disposición para que los trabajadores puedan aceptar, voluntariamente, trabajar más horas que las correspondientes al máximo de la semana media laboral de 48 horas que se especifica en la directiva actual. Éste es el principal motivo del fracaso de la anterior propuesta de la Comisión, realizada en 2009, sobre horas de trabajo. En aquella ocasión el Parlamento y el Consejo no lograron ponerse de acuerdo sobre el futuro de la propuesta. Muchos Estados miembros quieren mantener esta disposición; Los diputados quieren eliminarla por completo. Parece que la Comisión actualmente esta manifestando que el opt-out debe mantenerse pero que debemos esperar que la nueva flexibilidad aportada en la directiva reduzca la necesidad de esta opción.

o Vacaciones anuales remuneradas – en relación con la falta de claridad sobre el derecho a las vacaciones anuales en el caso de los trabajadores de baja de larga duración por enfermedad.

o Mejor regulación – Nueva redacción de la directiva con la que se tengan en cuenta todos estos cambios en vez de conservar la actual redacción e introducir una directiva enmienda que se refiera a las sentencias de el TEJ.

o Mejor aplicación -¿debería haber un comité de la UE de “expertos” en materia de horas de trabajo?

Los agentes sociales también pueden proponer legislación

Los agentes sociales también tienen la posibilidad –según se establece en los tratados de la UE – de negociar entre sí y aportar un plan consensuado para la revision de la directiva. Las recientes declaraciones discordantes de los representantes de la patronal y de los trabajadores sugieren, sin embargo, que no hay suficientes puntos de acuerdo entre ambas partes para poder tener éxito o tan siquiera comenzar con las negociaciones.

Actualización diciembre de 2010
Probablemente empezará pronto una segunda fase de consulta sobre el futuro de esta directiva. La primera consultaEU flags2 se celebró anteriormente este mismo año y dio lugar al encargo, por parte de los agentes sociales de la UE, de una nueva valoración de los efectos de la directiva actual. Esta valoración está a punto de ser concluida.

[Los agentes sociales son federaciones/asociaciones europeas que son consultadas como parte del diálogo social' europeo, un mecanismo creado por los tratados de la UE para promover el diálogo entre los empleadores y los sindicatos.]

Las cuatro cuestiones prioritarias examinadas por la Comisión y los agentes sociales son:

• Tiempo de disponibilidad – la medida en que el tiempo en que se haya de estar disponible (trabajando o no) se cuente como tiempo de trabajo.
• La opción de excluirse del máximo de semana media laboral de 48 horas.
• El periodo de referencia utilizado para calcular la duración de la semana de trabajo.
• La distribución de los descansos diarios y semanales.

Un punto final –todavía queda mucho para la publicación de un nuevo borrador de la directiva sobre el tiempo de trabajo y aun más para su posible aplicación. El equipo de IAAPA en Bruselas mantendrá a los miembros informados de las evoluciones.

Actualización Mayo de 2010
La Comisión Europea (CE) ha consultado a los agentes sociales en relación a la futura directiva de la UE sobre ordenación del tiempo de trabajo. El periodo de consulta se cerró el 19 de mayo y seguramente el resultado será la decisión de redactar el borrador de una nueva propuesta, la cual, tras una segunda consulta con los agentes sociales, podría ser publicada a principios de 2011.

En el documento de la consulta se identifican cuatro cuestiones prioritarias, las cuales, en opinión de la CE, han de ser consideradas en el debate sobre el futuro de la directiva. Éstas son:

- horas de guardia –en qué medida las horas de disponibilidad (se trabaje o no) son tratadas como horas de trabajo.
- La opción de excluirse de la semana laboral media máxima de 48 horas.
- El periodo de referencia utilizado para calcular la duración de la semana laboral.
- La distribución temporal de los periodos de descanso semanal y diario.

Esta nueva consulta se produce después del fracaso del Parlamento Europeo y del Consejo (países miembros) a la hora de alcanzar un acuerdo respecto a la anterior propuesta de reforma. El fracaso de aquella propuesta supone que es necesaria una nueva propuesta si se ha de revisar la actual directiva que data del año 2003.

Los agentes sociales son organismos intersectoriales de representación de los empleadores privados y públicos, y de los sindicatos. Según los tratados de la UE, la CE ha de consultarlos antes de realizar cualquier propuesta en material de política social.

Actualización marzo 2010
Acaban de iniciarse los trabajos para intentar nuevamente revisar la controvertida directiva. Se espera que el borrador de la nueva directiva estará listo a finales de año y que se alcanzará el acuerdo respecto al nuevo texto antes del final de 2011.

El debate se encuentra todavía en una fase muy temprana, en la que participan, en Bruselas, representantes de patronal y sindicatos (los 'agentes sociales'). La Comisión también está realizando una nueva evaluación de los efectos. Si todo se desarrolla de acuerdo con lo previsto, la redacción en borrador de la nueva propuesta debería comenzar en verano.

Después de la publicación del borrador, se reanudará el proceso de escrutinio en el Consejo (países miembros) y en el Parlamento Europeo.

Esta nueva iniciativa se produce después del fracaso del año pasado. Los países miembros y el Parlamento Europeo no lograron alcanzar un acuerdo respecto al texto propuesto por la Comisión en 2004.

Las dificultades que presentó el texto sugieren que la fecha de finales de 2011 tal vez sea bastante optimista. Esto dependerá en gran medida de cómo se traten en la nueva propuesta cuestiones como la cláusula de exclusión voluntaria de la semana laboral de 48 horas (de gran importancia en Reino Unido en particular, pero no sólo en este país) y la cuestión de contabilizar las horas de disponibilidad como horas de trabajo.

Actualización, Mayo del 2009
No habrá cambios a la regulación del tiempo de trabajo en un futuro próximo. Después de cinco años de debate, la proposición para revisarla no ha podido completar su paso por el Parlamento Europeo y el Consejo (la institución que representa a los estados miembros).

El comité de la conciliación establecido por el Parlamento y el Consejo no pudo llegar a un acuerdo durante su última reunión del 27 de Abril. Esta es la primera vez en diez años que un comité de conciliación ha fracasado. Sólo en este periodo parlamentario (2004 a 2009), todos los otros 24 comités han tenido éxito.

El principal tropiezo fue el mecanismo para optar, la parte de la regulación que los estados miembros pueden aludir para que a los trabajadores se les permita optar respecto al máximo de 48 horas promedio de trabajo a la semana. El Consejo se negó a aceptar un acuerdo con las demandas del Parlamento, en que una fecha sea establecida para que esto sea progresivamente eliminado. El Parlamento aceptaría nada menos que un acuerdo para su no aplicación.

Hubo, sin embargo, menos disputa en la pregunta de si el tiempo utilizado para espera de llamadas a trabajadores debe ser considerado como tiempo trabajado. El Parlamento Europeo había insistido que todo tiempo de espera de llamadas, aún el tiempo no trabajado (tiempo de espera inactivo), debe contar como tiempo trabajado. Esto fue consistente con juicios hechos por el Tribunal de Justicia Europeo (ECJ) en el 2000 y 2003. Por su parte, el Consejo había recomendado legislar para asegurar que el tiempo inactivo de espera no sea considerado como tiempo trabajado a menos que los estados miembros individualmente decidieran verlo así.

Perspectivas para el futuro
Es probable que nada suceda en el futuro inmediato. Será responsabilidad de la nueva Comisión el considerar o no la revisión de la regulación sobre tiempo de trabajo. Si en realidad hay una propuesta, el proceso legislativo completo comenzará otra vez.

Mientras tanto la Comisión también debe decidir que hacer con el tema de tiempo de espera de llamadas. Los juicios de ECJ ya tienen efecto legal y los estados miembros deben estar implementándolos. Si algún gobierno no lo hace así, la Comisión podría, teóricamente por lo menos, considerar comenzar un procedimiento legal contra ellos. Algunos MEPs están a favor de esto, pero es discutible saber si los funcionarios lo querrían bajo las circunstancias actuales.

Mientras tanto, aumenta el número de estados miembros que aplican la opción como una manera de reducir el impacto de las reglas sobre espera de llamadas del ECJ. Quince ya han hecho esto y dos más pueden hacer lo mismo. Los trabajadores que no optan por trabajar 48 horas a la semana pueden trabajar un máximo absoluto de 78 horas a la semana. Las horas adicionales permiten a los empleadores mayor flexibilidad en el manejo del tiempo de sus trabajadores -los que desean no optar– que están en espera de llamadas.

Actualización, Marzo 2009
Los estados miembros han acordado que ellos no pueden aceptar todas las enmiendas adoptadas por el Parlamento Europeo, en su reunión del 17 de Diciembre. Ambas instituciones tienen, por lo tanto, que estar de acuerdo en comenzar discusiones cuyo objetivo es negociar un compromiso aceptable.

Estas discusiones formarán parte de lo que es conocido como el procedimiento de conciliación. En esencia, esto significa la creación de un comité de conciliación con miembros procedentes igualmente del Parlamento y el Consejo (estados miembros). En este caso, 27 MEP’s negociarán con 27 representantes del Empleo, Política Social, Salud y el Consejo de Asuntos Conciliares (uno por cada país de la Unión Europea) con funcionarios oficiales de la Comisión disponibles, para que los asesoren.

Si el comité concuerda con un compromiso en un texto, esto será devuelto a todo el Parlamento y el Empleo, Política Social, Salud y el Consejo de Asuntos de Consumo para la ratificación, que por cierto, no es automática.

Discusiones informales entre MEPs y estados miembros ya han comenzado; la primera reunión formal del comité de conciliación sucedió el Martes 17 de Marzo. Reuniones adicionales son bastante posibles, así como discusiones informales adicionales conjuntas ó de cada delegación individualmente.

El objetivo para el Parlamento es votar formalmente en la última sesión plenaria antes que sea disuelto y nuevas elecciones serán celebradas a través de Europa en Junio. Este pleno será celebrado la primera semana Mayo.

Los principales puntos adjuntos son la continuación de las provisiones sobre opciones autónomas en la regulación, y cual es la extensión de tiempo en espera de llamadas de trabajadores que es clasificado como tiempo trabajado. Al parecer hay alcance para el compromiso en el tiempo de espera de llamadas. En la pregunta acerca de las provisiones sobre opciones autónomas (que, si implementado por estados miembros, permite a los trabajadores no optar al promedio máximo de 48 horas de trabajo por semana), el compromiso parece mucho menos probable. Estas provisiones son utilizadas particularmente, pero no sólo, en el Reino Unido.

Si el procedimiento de conciliación falla, la propuesta se cae y la regulación existente de tiempo trabajado seguirá vigente.

Actualización, Diciembre 2008
El Parlamento Europeo votó el 17 de Diciembre en su segunda lectura de la propuesta revisada por la regulación de tiempo de trabajo. Esta regulación es la legislación que introdujo un promedio máximo de 48 horas de trabajo a la semana a través de Europa.

El MEPs (Miembros del Parlamento Europeo) votó en dos cambios mayores en la legislación existente:

- Término del sistema que le permite a los trabajadores retirarse de la opción de trabajo con máximo de 48 horas a la semana. Esta opción es aplicada más extensamente en el Reino Unido, pero también es aplicada en otras partes.
- Contar todo el tiempo que se utilizó en la espera de llamadas por trabajadores como tiempo de trabajo, a pesar de que se necesiten o no sus servicios realmente.

Muchas de las asociaciones de empleadores han estado presionando en contra de estos dos cambios, diciendo que su introducción haría perder negocios que requieren de mayor flexibilidad en la organización del tiempo de trabajo de su personal.

Sus preocupaciones son reflejadas en la posición común de gobiernos nacionales concordados en una reunión del Empleo de la Unión Europea, Política Social, Salud y el Consejo de Asuntos Conciliares en Septiembre. Marcando así el final de un estancamiento que ha durado algunos años, el Consejo votó por una pequeña mayoría a:

- Apoyar la aplicación continua de la opción autónoma, mientras se disminuyen las condiciones bajo las que opera y se introducen medidas de protección destinadas a proteger a los trabajadores de ser obligados a trabajar en contra de su voluntad.
- Dividir el tiempo de espera de llamadas en períodos "activo" e "inactivo". El tiempo de espera de llamadas activo -en otras palabras, el tiempo que realmente trabajó- siempre sería considerado como tiempo trabajado. El tiempo de espera de llamadas inactivo sería clasificado como tiempo trabajado sólo si la legislación nacional provee esto; no contarían para el resto de los períodos prescritos por la regulación actual (y que no será cambiada).

El Parlamento del Empleo Europeo y el Comité de Asuntos Sociales han expresado fuertes objeciones a la posición común del Consejo y urgió a la sesión plenaria del Parlamento a votar contra ellos, y de hecho con su voto del 17 de Diciembre, MEPs confirmó la eliminación de poder optar por, y el tratamiento de tiempo inactivo de espera de llamadas como trabajo de tiempo completo.

MEPs ha enfatizado que esto es un asunto de salud y seguridad de los trabajadores y no sólo una política de empleo. Ellos han argumentado que los cambios sugeridos, que incluyen una propuesta para calcular las 48 horas a la semana sobre un período de referencia de doce meses (en vez de las cuatro actuales), les ofrece a los empleadores la flexibilidad suficiente para manejar a su personal.

Actualmente es poco claro cual será el destino de la regulación revisada sobre el tiempo de trabajo.